Archivos Mensuales: agosto 2011

Hipócritas

“Vendamos un yogurt y para demostrar que es para todo el mundo y que no tenemos prejuicios, pongamos a Carmen Machi. Eso sí, que en ningún momento se le vea más del hombro, no vayamos a herir sensibilidades”

 

Hipócritas

Todos hipócritas, falsos y embusteros.

Porque sí, porque es muy fácil echarse las manos a la cabeza cuando ves imágenes o la historia de Isabelle Caro.

Hipócritas

Porque todo esto lo hemos creado nosotros

Sí, vosotros, ellos, yo.

El gobierno y sus medidas populistas que se llevan el aplauso de la opinión pública pero que nunca se llevan a cabo.

Y Zara, Inditex y todas las factorías de moda con dependientas esqueléticas que miran con cara de asco a una chica que les pide una talla mayor de una falsa L (porque eso no es una L) y les dicen “tallas tan grandes no tenemos”

El otro día encontré en mi armario una falda de hace 6 años, talla 34. La comparé con una actual, talla 38. La 34 era acaso un poco más grande. ¿he engordado? No, pero las tiendas nos hacen creer que sí. ¿es esta la homologación de tallajes que nos prometieron?

Hipócritas, hipócritas todos.

Os da asco ver cuerpos así

pero alabamos otros como este

¿no veis que es lo mismo? ¿Que los cánones de belleza persiguen a cualquier mujer?

Os escandalizáis con cuentas en twitter que se hacen llamar “gurús de la anorexia” o con hashtag como #AnayMia que tienen decenas de tuits en una hora en los que hablan de lo felices que son.

Pero es que la culpa es vuestra, nuestra, de todos.

¿no os dais cuenta?

Arte

No entiendo mucho de arte; en realidad, entiendo muy poco de muchas cosas que me gustan, pero de las que siento nunca saber suficiente.

Y no, esta no es la frase de un entendido que se hace el humilde, realmente entiendo muy poco de pintura.

Un año de Historia del Arte fue suficiente para aprender lo más básico de lo básico, pero me falta más, mucho más.

Museos, exposiciones, todo eso es muy bonito, pero hace falta algo para llegar a comprenderlo del todo, para valorarlo.

Pero qué más da; soy defensora del arte, de lo que el arte simboliza tanto para quien lo crea, como para el que lo observa. El arte son sentimientos plasmados en lo que a cada uno le inspire plasmarlo, y me parece realmente bello saber plasmar un sentimiento.

Palabras, dibujos, imágenes, sonidos… ¿qué más da? Es Arte, no lo olviden.

 

 

 

 

 

Este fin de semana he vuelto a Málaga para reencontrarme con algunas amigas.

Decidimos no irnos a la playa, si no mantener nuestro blanco inmaculado de piel e irnos al museo.

Por la mañana del sábado estuvimos en el Museo Picasso y por la tarde en el CAC (Centro de Arte Contemporáneo).

Del Museo Picasso solo diré que, en mi humilde opinión, las exposiciones temporales están mucho mejor que la permanente; la verdad es que esperaba mucho más de los cuadros que allí tenían y me defraudó un poco; aún así, vayan, juzguen y valoren ustedes mismos, que es de lo que se trata.

En realidad ahora venía a hablaros de un pintor que acabo de conocer en la exposición temporal del CAC, Guillermo Pérez Villalta, para ello, me haré eco de la crítica de la web “El Escaparate” a esta exposición:

“Las metamorfosis y otras mitologías se articula en cuatro grandes temas que han sido recurrentes a lo largo de su trayectoria artística: asuntos bíblicos y evangélicos (Salomé con la cabeza del Bautista, 2008), luchas y batallas (Hombre luchando contra un dragón, 2007), el patriarcado (Dios padre y Dios hijo, 2006) y el mito del artista (El artista creando una obra de arte, 2008). Sin embargo, la exposición tiene como punto de partida Las Metamorfosis de Ovidio, obra cumbre de la mitología clásica que aborda la creación del Universo y la aparición de los Dioses y los hombres, y donde la transformación adquiere una gran relevancia (El juicio de Apolo y Marsias, 2003). El proceso de cambio y mutación tiene para Pérez Villalta una presencia muy significativa en su obra (Metamorfosis. Pan y Siringa o música para tus ojos, 2004), lo que explica su interés en los ciclos de la naturaleza.

Para Fernando Francés, director del CAC Málaga, “Guillermo Pérez Villalta renuncia a cualquier representación conceptual y minimalista, en favor de posiciones más barrocas y del ornamento, y ello implica navegar en solitario defendiendo posiciones de absoluta independencia. Su exposición en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga es un compendio del espíritu que preside sus obras, con constantes referencias a la historia del arte, a la mitología y a la tradición. Siempre con la iconografía humana como clave central de su trabajo, desde hace algún tiempo ésta ha experimentado una reducción geométrica hasta convertirse casi en un símbolo, con lo que desarrolla un mundo infinito de posibilidades creativas. Guillermo Pérez Villalta es un artista reflexivo, en sus obras nada es fruto del azar sino resultado de un proceso laborioso y cuidado hasta el más mínimo detalle”.

Junto a los ciclos de la naturaleza y sus investigaciones sobre la figura humana, el paisaje ha marcado la producción artística de la última época de Pérez Villalta. Como él mismo ha reconocido, “el paisaje es uno de los géneros más gozosos para la invención pictórica”, ya que le permite trasladarse a lugares remotos, como si de una excursión se tratase. Los paisajes de Canaletto y Guardi le ofrecen, además, un reto para experimentar nuevas técnicas con las que abordar ciertos temas de la tradición clásica (La venganza de Latona, 2008).

Guillermo Pérez Villalta (Tarifa, Cádiz, 1948) pertenece a la nómina de artistas que en los años 70 se enmarcaron en el movimiento conocido como Nueva Figuración. Aunque es la primera vez que expone en el CAC Málaga, su vinculación con el mismo se remonta a años atrás, ya que algunos de sus trabajos forman parte de la Colección Permanente (Curador llevando un rebaño de artistas, 2009) y, además, ha participado en actividades culturales como el Curso de Pintura ¿Quién teme a la belleza?, impartido por él mismo hace un par de años.” 

¿Que qué es lo que más me ha llamado la atención de este autor? Su uso del color, del espacio, sus dibujos minuciosos, formas, movimientos.

Me ha parecido, francamente, espectacular.

Los cuadros transmiten, cuentan, narran, llegan.

Me han fascinado los movimientos, las olas (presentes en la gran parte de sus cuadros), las metáforas… todo.

Además, creo que es realmente interesante la colección de bocetos de los cuadros que se exponen.

Todas las imágenes que acompañan este texto son cuadros suyos; pero no se engañen, en vivo ganan muchísimo más.

Terminaré diciendo que os aconsejo ver alguna exposición de este autor y que la que yo he visitado estará, (gratis), hasta el 9 de octubre.

Creo que es una opción veraniega y cultural realmente interesante.

 

 

 

Un saludo y, ya saben, no olviden sonreír.

Ángela R.B.