Esparciendo Sonrisas

No pocas veces recuerdo cómo me llama la gente. Ayer recordé que Don Francisco Marín (profesor de lengua y literatura en 4º de ESO) me llamaba “Esparcidora de Sonrisas”; que Fermín (Fotógrafo y amigo http://www.ferminius.es) dice que soy “Miss Simpatía” y cómo Fernando (profesor de filosofía y teatro en bachillerato y amigo) me dijo en una ocasión “Fuente de Alegría”.

Lo cierto es que últimamente me siento con ánimos y feliz, y tengo ganas de ver felices a los demás. No será nada nuevo para vosotros, queridos lectores, que yo postulo por las sonrisas.

¿Y qué mejor que regalar sonrisas?

Así que con este pensamiento en la cabeza, ayer corté trocitos de papel y les puse un mensaje simple: ¡SONRÍE! Acompañado de una pequeña frase diferente para cada papel.

¡SONRÍE! ¿a qué estás esperando?

¡SONRÍE! ¿por qué no?

¡SONRÍE! Hoy comienza el resto de tu vida

¡SONRÍE! No lo olvides nunca

¡SONRÍE! ¿ves qué fácil?

Son algunas de las frases que mis queridos compañeros de clase han podido encontrarse cuando les he pedido que cogieran un papelito doblado dentro de una bolsa. Esas y más de veinte frases más (valga la redundancia), todas únicas (algunas parecidas, lo admito) con la simple intención de hacerles sonreír.

Ha sido una gran experiencia. La repetiría, sin duda; pero cuando pase tiempo, para que lo valoren más.

La verdad es que al principio me daba vergüenza, así que he hecho una pequeña “trampa” y he empezado dándoselas a las amigas, de las que sabía que recibiría una buena reacción.

La suya no ha sido diferente a las del resto:

Todos han sonreído al leer el pequeño mensaje que había en ese trozo de papel, algunos me han dado un abrazo, otros las gracias, otros un besito y otros nada, pero no hacía ninguna falta.

Han sonreído,  yo he cumplido mi misión.

Experiencia única, realmente gratificante y que se la dedico a los que me han inspirado a llevarla a cabo: Fco. Marín, Fernando y Fermín. También a mis amigos, que me inspiran las sonrisas, aunque ellos ya lo saben.

Gracias por las sonrisas de vuelta y por los comentarios en twitter de después.

Un saludo, y ¡Sonreíd!

A’ngela R. B.

Anuncios

4 pensamientos en “Esparciendo Sonrisas

  1. mimr marzo 29, 2011 en 21:54 Reply

    Sonrisas tímidas, de complicidad, sinceras, burlonas, amortiguadas, tristes, espontáneas, pícaras, malvadas…, pero al fin y al cabo, sonrisas y es que como dice la canción: “por verte sonreír…” 🙂
    Me ha encantado, de verdad…
    pd: te propongo en cuanto tengamos un huequito vestirnos de payasos y repartir sonrisas, como en el vídeo (del que ahora mismo no recuerdo el nombre) 🙂

  2. Nico Garcia marzo 30, 2011 en 16:39 Reply

    Yo me quedé to pillao. Me creía que era una broma o algo, pero es una iniciativa de puta madre en este mundo tan materialista. Por cierto, he puesto el cartelito en mi corcho jajaja.

    Un beso Angie!

  3. Manuel B. marzo 31, 2011 en 17:22 Reply

    Adelante. Esa es la mejor forma de afrontar la vida y una profesión tan bonita pero tan jodida como la que has elegido.

    Felicidades por ese espíritu y no lo pierdas.

  4. Gema marzo 31, 2011 en 21:21 Reply

    Da gusto verte y “leerte” así! De verdad, alegras el día a cualquiera!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: